Vacuna coronavirus

Vacuna contra el coronavirus: primer ensayo efectivo

La compañía farmacéutica norteamericana Pfizer ha anunciado esta semana el éxito de sus ensayos clínicos para el desarrollo de una vacuna efectiva contra el coronavirus. Según los primeros resultados, este ensayo ha ofrecido un 90% de efectividad en la prevención del contagio frente al coronavirus. Esta noticia ha ofrecido nuevas esperanzas en la lucha contra la pandemia.

La vacuna en Estados Unidos

En la actualidad existen números ensayos clínicos avanzados en busca de la vacuna contra el COVID-19. En esta carrera hacia la búsqueda de una solución para este problema mundial, Pfizer ha desarrollado este ensayo en colaboración con la compañía alemana BioNTtech y, según ha anunciado, podría fabricar 100 millones de dosis antes de marzo del año que viene.

El gobierno norteamericano ha creado ya un fondo para garantizar el suministro de más de 500 millones de dosis para su población.

En principio, la vacunación se realizaría de forma progresiva. Pensemos que solo en Estados Unidos se necesitarían casi 600 millones de dosis para vacunar a toda su población.

En primer lugar, según avanzan los expertos, serían vacunados el personal médico-sanitario y los trabajadores en centros sanitarios, los trabajadores no sanitarios con actividades vitales y las personas mayores de 65 años o con perfil de riesgo elevado. Progresivamente toda la población iría accediendo a la vacuna.

La vacunación masiva de población supone retos gigantescos. Desde la fabricación hasta su transporte, mantenimiento de la cadena de frío, almacenamiento o conservación. Por ejemplo, en el caso de la vacuna anunciada por Pfizer parece que tendrá que ser conservada a menos 70ºC hasta que sea inyectada en el beneficiario con los problemas adicionales que implica este factor. Asimismo, esta vacuna, según las primeras informaciones, requerirá dos dosis por persona para ser eficaz. Más allá de la vacuna, debemos pensar también en el esfuerzo necesario para contar a corto plazo con millones de jeringuillas, agujas, etc.

La vacuna contra el coronavirus en Europa

La Comisión Europea tiene definida, desde junio, una estrategia para acelerar el desarrollo y fabricación de vacunas contra el coronavirus en Europa.

Con este objetivo de contar cuanto antes con una vacuna, la Comisión está cerrando acuerdos con empresas farmacéuticas. De acuerdo con este plan, la Comisión financia una parte de los costes iniciales afrontados por estas empresas en forma de compromisos anticipados de compra (Instrumento de Financiación Urgente). La financiación facilitada se considera un pago a cuenta de las vacunas que los Estados miembros de la UE compren en el futuro. La financiación prevista inicialmente asciende a 2 700 millones de euros.

Hasta la fecha se ha firmado un acuerdo con la empresa farmacéutica Sanofi-GSK para la compra de 300 millones de dosis una vez se desarrolle una vacuna efectiva. También se han firmado acuerdo con Sanofi (300 millones de dosis) y Johnson & Johnson (200 millones de dosis).

El día 11 de noviembre se ha anunciado que se han cerrado las negociaciones con Pfizer, la compañía que esta semana acaparaba los titulares de prensa con su anuncio de una posible vacuna efectiva, para adquirir 300 millones de dosis.

Asimismo, la Comisión está en conversaciones con otras farmacéuticas como Moderna, o CureVac.

En el caso de Europa, el acceso prioritario de las vacunas está en estudio. Su despliegue, en las primeras fases, contemplará a profesionales sanitarios, personas mayores de 60 años, personas que por su estado de salud se encuentran en situación de especial riesgo, trabajadores esenciales fuera del sector sanitario, trabajadores que no pueden distanciarse socialmente así como grupos socioeconómicos vulnerables y otros grupos de mayor riesgo

Todas estas noticias alimentan el optimismo ante una próxima vacunación masiva contra el coronavirus. Sin embargo, queda mucho camino y unos meses complicados. Hasta ese momento, es muy importante seguir observando todas las indicaciones de las autoridades sanitarias. Las normas más sencillas ya las conoces: higiene de manos, mascarilla permanente y distancia social.

Test de coronavirus

Por último, queremos aprovechar para recordar una vez más qué cubre el seguro de salud para abogados en caso de coronavirus.

De acuerdo con la información de Adeslas, la compañía «da cobertura al diagnóstico por sospecha clínica de COVID-19 así como la atención sanitaria de los casos confirmados con los límites, el alcance y la red asistencial que determine el aseguramiento».

Como te hemos contado en post anteriores, Adeslas cubre el test de coronavirus en el caso de asegurados sospechosos de estar infectados por SARS-Cov-2 y siempre bajo la prescripción de un médico del cuadro concertado por la compañía. La realización de la PCR requiere autorización previa presentando el informe del médico junto al volante de prescripción.

Por otra parte, Adeslas cubre las pruebas diagnósticas del SARS-CoV-2 necesarias  previamente a la realización de determinadas intervenciones quirúrgicas o pruebas diagnósticas, según los protocolos médicos definidos frente a la pandemia.

Finalmente indicar que Adeslas  brinda la oportunidad de realizar los test de coronavirus – con precios especiales para los asegurados- en algunos de sus centros concertados si esta prueba es necesaria para emprender un viaje o volver al trabajo.