Responsabilidad Civil abogado

¿Cuál es la Responsabilidad Civil del abogado?

Los abogados en su ejercicio profesional están sujetos a Responsabilidad Civil cuando por dolo o negligencia dañen los intereses de los clientes cuya defensa les hubiere sido confiada. Esta responsabilidad es exigible conforme a la legislación ordinaria ante los Tribunales de Justicia.

En general, son necesarios unos requisitos para determinar la actuación negligente de un abogado.

De forma resumida, podemos citar:

  • Acción u omisión culposa del abogado en el cumplimiento de su obligación contractual.
  • Conducta antijurídica o incumplimiento contractual.
  • Daño real, evaluable y demostrable.
  • Nexo causal entre la acción u omisión y el daño.

La Responsabilidad Civil del abogado supone la existencia de una acción u omisión contraria a la lex artis y un daño causado como consecuencia de esta situación.

Sin este nexo de causalidad entre la acción u omisión y el daño no se puede determinar la responsabilidad profesional.

En líneas generales, la prestación de los servicios de un abogado implica una obligación de medios y no de resultados. El abogado puede facilitar sus servicios profesionales con la máxima diligencia y, sin embargo, conseguir un resultado final que no es satisfactorio para los intereses de su cliente.

La responsabilidad del abogado no está vinculada a la falta de éxito  en la defensa de los intereses de sus clientes.

El cumplimiento de la debida lex artis se produce cuando el abogado actúa con toda la diligencia profesional necesaria sin que se vea obligado a unos resultados definidos. El trabajo profesional del abogado no solo exige el desarrollo de las tareas para las cuales el cliente ha contratado el servicio sino también el cumplimiento de prestaciones o deberes accesorios. Una mala praxis puede tener su origen en el incumplimiento de esos deberes.

La responsabilidad civil profesional del abogado exige probar el incumplimiento de los deberes profesionales. Esta situación debe haber originado un daño económico evaluable y demostrable en el cliente.  Estos daños medibles determinarán la fijación de una indemnización equivalente al daño sufrido o, en su caso, proporcional a la pérdida de oportunidades.

La Responsabilidad Civil del abogado por incumplimiento de contrato

Aunque es menos habituales, los abogados pueden firmar un contrato de obra que les obligue a un resultado concreto como podría ser, por ejemplo, la elaboración y redacción de un dictamen. En ese caso, podría establecer una Responsabilidad Civil profesional derivada del incumplimiento del contrato.

Funciones y actividades cubiertas por el seguro de abogados

El seguro de abogados diseñado por Aon cubre la Responsabilidad Civil profesional de los abogados en todas las funcionas habituales propias de la profesión, tal y como están definidas en el Estatuto General de la Abogacía y en el resto de las regulaciones legales y reglamentarias aplicables.

Es decir, cubre tanto frente a las reclamaciones derivadas de una mala praxis como frente a contratos que obliguen a determinados trabajos jurídicos como informes o dictámenes. Además, el seguro para abogados incorpora la cobertura de la responsabilidad civil derivada de otras actividades profesionales habituales en un bufete de abogados como la administración de fincas, el asesoramiento fiscal, la mediación,  el arbitraje o incluso, de forma opcional, la administración concursal.