¿Cubre el seguro de abogados la actividad como agente de la propiedad inmobiliaria?

Muchos abogados ejercen distintas actividades profesionales en sus despachos. Una de las más habituales es el ejercicio del abogado como agente de la propiedad inmobiliaria. La presencia de un profesional de la abogacía es una garantía adicional de seguridad jurídica para todas las operaciones inmobiliarias.  Este tipo de actividad complementaria se puede cubrir a través del seguro de responsabilidad para abogados.

¿Qué es un Agente de la Propiedad Inmobiliaria?

Un Agente de la Propiedad Inmobiliaria (API) es un profesional cualificado que actúa en el mercado inmobiliario. Su actividad está regulada por el Real Decreto 1294/2007, en el que se aprobaron los Estatutos Generales de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria y de su Consejo General.

Los requisitos para ser Agente de la Propiedad Inmobiliaria exigen estar en posesión del Título Oficial de API expedido por el Ministerio de Fomento o contar con un título universitario.

La seguridad jurídica es fundamental en la mediación inmobiliaria y los APIs son pieza clave en aportar tranquilidad y transparencia a todas las partes intervinientes en las operaciones del mercado inmobiliario (compraventas, permutas, arrendamientos, etc.).

¿Cómo cubre el seguro de abogados a los APIs?

Muchos despachos y bufetes de abogados, junto con sus servicios jurídicos, trabajan como APIs. Este seguro para abogados cubre la responsabilidad civil profesional derivada de la actividad como abogados incluyendo el ejercicio profesional adicional como agente de la propiedad inmobiliaria y también como asesor jurídico inmobiliario.

En concreto, se cubren reclamaciones derivadas de funciones y tareas como:

  • Comprobación del estado de cargas de los inmuebles.
  • Gestiones en los registros de la propiedad para la realización de las operaciones inmobiliarias de compra, venta, etc.
  • Contratos y transacciones jurídicas inmobiliarias como arrendamientos, compras, ventas, etc.
  • Mediación en la compraventa, permuta, traspaso, cesión y arrendamiento de bienes inmuebles y en la concesión de préstamos con garantía hipotecaria, como Agente de la propiedad inmobiliaria.

El seguro de responsabilidad civil profesional diseñado por Aon ofrece una cobertura muy amplia y contempla las actividades habituales de los abogados, desde el asesoramiento legal hasta actividades complementarias como asesor fiscal, administrador de fincas o mediador.

Si eres abogado y realizas ocasionalmente este tipo de actividades puedes garantizar tu protección frente a posibles errores profesionales. En nuestra web puedes consultar todas las actividades cubiertas y el alcance del seguro. Si lo necesitas, estamos a tu disposición para ayudarte a proteger tu actividad y patrimonio.