siniestro seguro abogados

Seguro de protección datos para abogados

¿Qué debe cubrir la protección de datos en el seguro de abogados?

 Los abogados gestionan mucha información confidencial en su día a día (datos personales de sus clientes, documentación, contratos, pruebas, etc., …), por ello es importante que cuenten con un seguro de protección de datos. En nuestra sociedad existe una sensibilidad máxima social y legal con la protección de los datos personales.

Esta situación se ha reforzado con la aprobación del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).  Al mismo tiempo, la digitalización ha aumentado exponencialmente el riesgo de fuga de información y vulneración de los datos personales en los despachos de abogados.

En este post explicamos la cobertura del seguro de abogados ante reclamaciones por protección de datos. Empezaremos, como simple recordatorio, por un mínimo marco legal sobre el tratamiento de datos en España.

LOPD y RGPD para Abogados

La normativa de protección de datos para abogados se basa en dos textos legales:

  • Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales, aplicable a partir de mayo de 2018  (LOPDPGDD).

La Ley 3/2018 de Protección de Datos adapta el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) europeo a nuestro ordenamiento jurídico.

El RGPD fue creado con el objetivo de contar con un marco legal común en toda la Unión Europea y en el Espacio Económico Europeo. Aunque esta normativa fue aprobada en el año 2016, no entró en vigor hasta el año 2018 en nuestro país.

El reglamento ha reforzado el régimen sancionador. Se han establecido sanciones por infracciones leves, grabes y muy graves en materia de protección de datos. Las multas se han elevado con respecto a las establecidas en la anterior LOPD. Actualmente esta normativa establece la posibilidad de una sanción de hasta 10 millones de euros o el 2% de la facturación anual del despacho o profesional (la cuantía que sea mayor) para las infracciones graves. En caso de infracciones muy graves la sanción puede elevarse hasta 20 millones de euros o el 4% de la facturación anual.

Además, el RGPD ha supuesto nuevas exigencias en el tratamiento de los datos personales como, por ejemplo, el análisis del riesgo, la necesidad el consentimiento expreso, el registro de actividades o la creación del Delegado de Protección de Datos (DPO). La consecuencia de todo ello es que el despacho de abogados debe tomar una serie de medidas para cumplir con las obligaciones de la RGPD.

Obligaciones de los abogados en el tratamiento de datos

En este sentido, los abogados en despachos individuales o los despachos colectivos son responsables del tratamiento de los datos personales en el contexto de la prestación de sus servicios profesionales. Como responsables del tratamiento, deben:

  • Cumplir el RGDP y la LOPDGDD
  • Registrar las actividades de tratamiento
  • Realizar las auditorías de riesgo
  • Adoptar medidas de seguridad
  • Comunicar las brechas de seguridad
  • Incorporar los avisos legales a las webs del despacho
  • Etc.

Como comentamos en otro post, la recogida de datos personales de los clientes tiene que hacerse de forma correcta a través de una hoja de encargo que recoja todos los avisos adaptados a las exigencias del RGDP.

Seguro protección de datos para abogados

Un error humano, una omisión o la acción de un tercero pueden originar un incumplimiento de las obligaciones de un abogado o despacho de abogados en el tratamiento de los datos personales. El riesgo de una reclamación o una sanción puede suponer un importante perjuicio económico.

Como hemos señalado, las sanciones impuestas por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) son muy altas.

El seguro de responsabilidad civil profesional para abogados diseñado por Aon contempla la cobertura de las posibles reclamaciones derivadas de posibles infracciones de la normativa de protección de datos establecida en la ley Orgánica 3/2018 y el Reglamento General de Protección de Datos.

En concreto, este seguro de abogados cubre las indemnizaciones que haya que hacer frente a terceros por daños derivados del incumplimiento de las obligaciones de protección de datos personales impuestas por la normativa vigente.

Esta garantía se incluye como una de las coberturas complementarias básicas incluidas en el seguro de responsabilidad civil profesional. El límite de indemnización anual establecido es de 250.000 €.

Pago de sanciones a la AEPD

Esta garantía contempla también la cobertura del pago de las sanciones que establezca la Agencia Española de Protección de Datos hasta un máximo de 125.000€.

Esta protección frente a la vulneración de normas relativas a la protección de datos se contempla siempre dentro del marco del ejercicio profesional de la abogacía, tal y como lo recoge su Estatuto.

Daños a la imagen profesional del abogado

Otra cobertura complementaria del seguro de abogados en su garantía de protección de pagos es el pago de los gastos de imagen. Esta garantía asume los costes que razonablemente deba incurrir el abogado para restituir su imagen o daño reputacional como consecuencia de una reclamación.  Se contempla la contratación de expertos en marketing o comunicación para minimizar las consecuencias de un problema de protección de datos en la imagen profesional.

Asimismo, este seguro para la abogacía diseñado por Aon cubre el pago de los gastos de los profesionales necesarios contratados con la finalidad de aminorar los daños económicos generados por una reclamación por protección de datos que afecté a la gestión empresarial del despacho o bufete.

Como queremos que lo tengas muy claro, pon atención a lo siguiente. Esta garantía tiene una exigencia previa: El abogado debe haber realizado todo el proceso de adaptación interna de su despacho para el cumplimiento de la legislación vigente en materia de protección de datos. El abogado tiene que haber realizado un análisis de situación, un diagnóstico de cumplimiento y finalmente planificar y ejecutar todas las medidas y recomendaciones derivadas de ese proceso.  En caso contrario, la compañía aseguradora rechazará asumir cualquier indemnización, gasto legal o sanción.

Como puedes comprobar, la gestión de los datos personales de los clientes es un riesgo serio para los abogados. El seguro diseñado por Aon para la abogacía cubre frente las consecuencias de una fuga de información en el despacho profesional. Es una garantía que expresamente da respuesta a las posibles reclamaciones originadas por incumplimiento de las obligaciones del RGPD en el trabajo desarrollado en los despachos y bufetes.