mascarillas

Mascarillas: un buen seguro para tu salud

La nueva normalidad ha llegado por fin. Sin embardo, tras el fin del Estado de Alarma, todos debemos mantener la prudencia y observar hábitos que eviten nuevos brotes del coronavirus. El uso de mascarillas sigue siendo obligatorio para todas las personas mayores de seis años en espacios cerrados, en transportes públicos y en lugares abiertos donde sea imposible mantener una distancia de seguridad mínima con los otros.

En este post recordamos brevemente los tipos de mascarillas existentes y cómo utilizarlas. Nuestro objetivo es reforzar el mensaje de que hoy no hay mejor seguro de salud que la prevención para evitar nuevos contagios.

Distancia social, lavado de manos y mascarillas son claves para mantener a raya al coronavirus. Como recuerda el Ministerio de Sanidad, las mascarillas solo son un medio complementario de protección.

 

Tipos de mascarillas

Existen tres tipos de mascarillas:

1. Mascarillas higiénicas

Las mascarillas higiénicas no son un producto sanitario. Son utilizadas por muchas personas para cubrir su boca, nariz y mentón. Ofrecen una eficacia muy limitada frente al riesgo de contagio. Su función es impedir que contagiemos a otros cuando estornudamos o tosemos. Pueden ser de un solo uso o reutilizables. En este último caso deben lavarse frecuentemente y de forma adecuada a altas temperaturas.

Mascarillas higiénicas

 

2. Mascarilla quirúrgica

Son las mascarillas más extendidas. Su nivel de protección para su usuario es mínimo frente al riesgo de contagio del coronavirus, pero ayudan a evitar el contagio a terceros. Son un producto sanitario, pero no están consideradas como equipo de protección individual (EPI) porque no proporcionan un nivel suficiente de protección frente a la inhalación de partículas o aerosoles.

Este tipo de mascarilla evita que cuando tosemos o estornudemos podamos propagar el virus si estamos enfermos.

Esta es la razón de la necesidad de extender su uso en estas circunstancias. Resultan una ayuda importante para impedir la propagación de la pandemia.

Su duración es limitada y deben desecharse cuando se han utilizado más de 4 horas o su interior tiene humedad o está mojado. Una mascarilla quirúrgica pierde su función protectora en un plazo corto de tiempo y debe ser reemplazada periódicamente.

Las personas sintomáticas o asintomáticas positivas deben elegir con prioridad mascarillas quirúrgicas.

Existen dos tipos de mascarillas quirúrgicas de acuerdo con su nivel de eficacia de filtración:

  • Mascarilla Tipo I, con capacidad de filtro mayor al 95 % (BFE ≥ 95 %)
  • Mascarilla Tipo II, con capacidad de filtro mayor al 98 % (BFE ≥ 98 %)

Mascarillas Quirúrgicas

3. Mascarillas filtrantes

Las mascarillas filtrantes son un producto sanitario y tienen consideración de equipos de protección individual (EPI). Son de uso preferente para profesionales y las recomendadas para las personas en contacto con individuos sintomáticos o positivos por COVID-19.

Las mascarillas filtrantes o EPI protegen al usuario frente a la inhalación de aerosoles.

Existen tres tipos de mascarillas (FFP1, FFP2,FFP3). El modelo recomendado para la protección contra la COVID-19 es la EPI FFP2.

Para complementar esta información recomendamos consultar las fuentes oficiales. Por ejemplo, el Ministerio de Consumo ha editado una guía sobre qué mascarilla utilizar.

Mascarillas FFP2

Cómo utilizar las mascarillas

Te recordamos algunos consejos sobre cómo utilizar las mascarillas

  • Lo primero es lavarse bien las manos antes de ponernos la mascarilla.
  • La mascarilla debe cubrir bien la boca y nariz tratando de evitar espacios abiertos.
  • No debemos tocar en ningún momento la mascarilla con las manos.
  • Lavarnos las manos cuanto antes si nos vemos obligados a tocar la mascarilla.
  • Utilizar la mascarilla según sus características.
  • Si es no reutilizable, debemos tirarla, de forma segura, al contenedor correspondiente y utilizar una nueva. Si la mascarilla no está limpia y seca, no utilizarla. Una mascarilla húmeda ha perdido su poder de evitar contagios.
  • Lavarnos las manos cuando nos quitemos la mascarilla.

 

Seguro de salud y coronavirus

Finalmente, si tienes el seguro de salud para abogados con Adeslas, te recomendamos que leas nuestros post anteriores sobre la cobertura del coronavirus en el seguro de salud o los nuevos servicios incorporados a la póliza de los abogados.

Por último, permítenos recordarte una vez más seguir todas las indicaciones y consejos de las autoridades sanitarias durante este periodo de “nueva normalidad».