Seguro Anual vs Seguro por obra ¿cuál es mejor?

En este artículo vamos a hablarte de las dos posibilidades que tienen los arquitectos para asegurar la responsabilidad civil, el seguro anual y el seguro por obra. Analizaremos de forma objetiva las ventajas de cada uno para que tú decidas cual es el que más te conviene según tus necesidades.

Lo habitual hasta hace un tiempo es que los arquitectos optaran por pólizas con cobertura anual, que los protegían en todas las obras o proyectos que realizaban. Este seguro anual cubre las reclamaciones por posibles daños a terceros a lo largo de su carrera profesional. Pero la situación actual y la incertidumbre en los trabajos futuros han propiciado el aumento de las contrataciones del seguro por obra.

Ten en cuenta que la responsabilidad decenal establecida en la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE) facilita que un arquitecto pueda ser responsable de daños aparecidos en una obra incluso años después de haberse entregado.

¿Qué es un seguro anual y qué un seguro por obra para arquitectos?

Los dos seguros tienen la misma utilidad. Tanto el seguro anual como la póliza por obra están dirigidas a cubrir la responsabilidad por daños y perjuicios del arquitecto causados por errores u omisiones a terceros mientras ejerce su labor profesional. Entonces…

¿En qué se diferencian?

La principal diferencia entre ambas pólizas radica en la exposición del riesgo asumido por el seguro y el periodo de cobertura ofrecido. Por un lado, la póliza anual protege toda la actividad profesional del arquitecto con retroactividad ilimitada. Mientras que el seguro por obra para arquitectos cubre cada proyecto individual, por lo que el profesional tendrá una póliza por proyecto y obra que firme y dirija.

¿Qué implica esto? Que el periodo de cobertura de la póliza por obra no será anual renovable, comprenderá todo el período de responsabilidad civil profesional legal. O lo que es lo mismo, cubrirá el periodo de ejecución de la obra, los diez años de garantía establecidos por la LOE y otros dos años adicionales de prescripción.

Te recomendamos visitar nuestro post sobre el ámbito temporal del seguro de RC para arquitectos.

Ventajas del seguro anual para arquitectos

  • Aseguramiento integral de la actividad profesional como arquitecto con amplios límites de indemnización y mayores garantías.
  • Más simple, es una sola póliza para toda la actividad profesional del arquitecto.
  • El límite de la póliza es del arquitecto, no se comparte con otros agentes de la obra.
  • Optimización del coste del seguro, mejores condiciones y sin franquicias.

Ventajas del seguro por obra para arquitectos

  • Da cobertura a todo el período de responsabilidad civil profesional legal de la obra con una sola póliza, sin necesidad de renovarla.
  • El seguro se contrata si hay un proyecto, además, el pago es cuando se tiene liquidez, ya que se contrata con el trabajo.
  • Puedes asegurar a todos los técnicos del proyecto en una misma póliza.
  • Permite conocer el coste del seguro de responsabilidad civil del arquitecto antes de realizar la obra, por lo que se puede repercutir al promotor o cliente.

En definitiva, si tenemos en cuenta las ventajas que ofrece cada póliza, podemos llegar a la conclusión de que el seguro por obra es una elección interesante para arquitectos que tienen poca actividad por cuenta propia. También es una alternativa interesante si el promotor quiere asegurar el proyecto con una póliza específica para no compartir el límite de indemnización con el resto de los proyectos del arquitecto. Mientras que el seguro anual para arquitectos es una mejor opción si se tiene un gran volumen de trabajo por cuenta propia.

Si te interesa este tipo de seguros de RC de arquitectos, te recomendamos leer nuestro posts anteriores sobre el seguro de obra viva y sobre seguros de arquitectos por actividad.

Si necesitas ayuda para saber que seguro se adapta mejor a tus necesidades y a tu situación, no dudes en contactar con nosotros. En Aon somos especialistas en seguros profesionales para arquitectos, no dudes en consultarnos.