Datos importantes de los Seguros para Arquitectos

Listado de la etiqueta: arquitectos

La reclamación de daños en el Seguro para Arquitectos

La reclamación de daños en el Seguro para Arquitectos

El seguro de responsabilidad civil de arquitectos es una póliza cuyo objetivo principal es proteger al arquitecto frente a las reclamaciones por errores profesionales. Y la reclamación de daños es algo fundamentas de estas pólizas.

Sin embargo, muchos arquitectos desconocen que sus pólizas de responsabilidad incluyen, en ocasiones, garantías adicionales que facilitan al arquitecto reclamar contra terceros por distintas causas.

En este post te explicamos qué son estas garantías adicionales de reclamación de daños, una cobertura que protege más allá de lo que normalmente piensan los asegurados.

Reclamaciones profesionales de los arquitectos

Como sabes, el seguro de responsabilidad civil profesional cubre los gastos derivados de la defensa legal (honorarios del abogado, costas judiciales, gastos de peritos, procuradores, etc.)  de los intereses del arquitecto frente a las reclamaciones profesionales.

El seguro defiende los intereses del asegurado que es reclamando por los daños personales o materiales (daños a equipos informáticos, mobiliario, documentación, etc.) sufridos durante su ejercicio profesional causados por un tercero que actúa de forma imprudente o dolosa.

Riesgos profesionales de los arquitectos y reclamaciones de proyectos terminados

Garantías adicionales del seguro de responsabilidad civil para arquitectos

Dependiendo de cada compañía aseguradora, la garantía de reclamación de daños puede ampliar el ámbito de cobertura incluyendo la posibilidad de utilizar el seguro para reclamar cuestiones relacionadas con tu actividad:

  • Reclamaciones derivadas de contratos laborales: defensa del arquitecto asegurado en relación con un conflicto laboral con alguno de los trabajadores de tu estudio de

arquitectura.

  • Reclamaciones relacionadas con derechos relativos al local del estudio de arquitectura, tanto como propietario, como inquilino.

Por ejemplo, el seguro te ayuda en caso de que tengas conflictos con un vecino o con la comunidad de propietarios donde se sitúa el despacho profesional. La póliza también podría prestarte asistencia en las reclamaciones por incumplimiento de los contratos de servicios de reparación o mantenimiento de las instalaciones del local.

  • Reclamaciones relacionadas con el incumplimiento de contratos de arrendamiento de servicios que afecten a la actividad profesional del asegurado.

Por ejemplo, si la empresa que se encarga de los contratos de mantenimiento de los equipos y red informática incumple sus compromisos, con esta garantía contarías con ayuda legal y podrías reclamarles.

  • Reclamaciones relacionadas con el incumplimiento de los contratos sobre bienes muebles, concertados por el titular del despacho en el desarrollo de la actividad profesional.
  • Reclamaciones relacionadas con la defensa de los intereses del asegurado como demandado, en relación directa con un conflicto laboral, promovido por alguno de sus asalariados.

Las 10 preguntas más frecuentes sobre el Seguro de Responsabilidad Civil de Arquitectos

¿Cuál es el proceso de reclamación de daños?

El proceso que debe seguir el arquitecto para reclamar daños en la póliza generalmente sigue estos pasos:

Notificación de la reclamación

El arquitecto debe notificar al asegurador sobre cualquier incidente que pueda dar lugar a una reclamación lo antes posible.

Documentación de la reclamación

Se deben recopilar y presentar todos los documentos relevantes que respalden la reclamación, incluyendo contratos, informes de expertos y evidencia de daños.

Evaluación de la reclamación

La compañía de seguros evaluará la reclamación para determinar la responsabilidad y la extensión de los daños cubiertos por la póliza.

Resolución de la reclamación

Si la reclamación es aceptada, se negociará el monto de la indemnización. Si se rechaza, el reclamante puede buscar una resolución a través de mediación, arbitraje o litigio.

En definitiva, el seguro de responsabilidad civil tiene un objetivo prioritario que es la defensa frente a reclamaciones por errores profesionales, pero, a veces, como es en el caso de los seguros para arquitectos que ofrece Aon, las pólizas incluyen coberturas adicionales que pueden ayudar a los arquitectos a reclamar contra terceros en distintas situaciones. 

En Aon somos expertos en pólizas de responsabilidad civil profesionales. Si quieres más información sobre el seguro de responsabilidad civil para arquitectos no dudes en contactar con nosotros.

El Ciberseguro para Arquitectos: una barrera contra los nuevos riesgos

El Ciberseguro para Arquitectos: una barrera contra los nuevos riesgos

Los arquitectos son una de las profesiones con mayor grado de digitalización. Sin embargo, esta situación conlleva riesgos que pueden poner en peligro la integridad y privacidad de datos críticos.

Cada año se producen más de 400.000 ciberataques en nuestro país y la arquitectura es un sector que no está fuera de la amenaza de estos nuevos riesgos.

En este artículo vamos a hablar sobre los ciberataques y las características del Ciberseguro para Arquitectos, una póliza que cada día se hace más necesaria.

La importancia del ciberseguro en la arquitectura

En la actualidad, la ciberseguridad se ha convertido en un pilar fundamental para todas las profesiones, incluida la arquitectura. Los estudios de arquitectura almacenan importantes volúmenes de datos e información confidencial. La importancia del Ciberseguro para Arquitectos radica en la protección de sus diseños, proyectos y datos de clientes.

Os puede interesar el Estudio sobre Ciberseguridad y Gestión del Riesgo Ciber en España.

Los planos y los modelos 3D contienen información sensible que, si cae en manos equivocadas, podría darse un robo de propiedad intelectual o incluso el sabotaje de proyectos en construcción.

Un ciberataque también puede paralizar todos los sistemas e impedir el normal desarrollo de su trabajo.

Por otra parte, el uso de la inteligencia artificial para generar mensajes fraudulentos va en aumento y complica la detección de posibles mensajes engañosos que pueden llegar a través de SMS, correos electrónicos o WhatsApp. El robo de identidad y de las claves de acceso a sistemas y cuentas bancarias es cada vez más frecuente. 

Para los arquitectos, implementar medidas de ciberseguridad significa asegurar sus redes, utilizar software actualizado y protegido, educarse continuamente sobre las amenazas emergentes y contratar un ciberseguro que le ayude a garantizar que la información de su empresa o estudio está protegida ante hackers y ciberdelincuentes.

Coberturas del Ciberseguro para Arquitectos

El ciberseguro para Arquitectos está diseñado por profesionales del sector para ofrecer una protección robusta y adaptada a las necesidades específicas de los arquitectos.

Entre las coberturas más relevantes del Ciberseguro en caso de  sufrir algún ciberataque son:

Servicio de respuesta a incidentes

Un conjunto de garantías asistenciales, prestadas por especialistas, que engloban un servicio de contención tecnológica; un servicio de asesoramiento jurídico, de comunicación y de relaciones públicas; y la cobertura de los gastos de notificación y monitorización para atender a los afectados.

Pérdidas del asegurado

Este Ciberseguro para Arquitectos también cubre el servicio o reembolso de gastos para la recuperación de datos y de sistemas; el abono por la pérdida de beneficios que pudiera sufrir si su actividad queda paralizada por un ataque cibernético; la extorsión cibernética; la protección de equipos en caso de que haya que repararlos o sustituirlos.

Responsabilidad tecnológica

El Ciberseguro para Arquitectos también cubre por los daños causados a terceros como consecuencia de un ataque informático.

Además, el seguro ciber garantiza los gastos de defensa, de forenses expertos en privacidad.

También cubre las posibles sanciones por incumplimiento de la normativa PCI DSS o las sanciones que pueda establecer la Agencia de Protección de Datos como consecuencia de un ciberataque.

¿No tienes Seguro de Responsabilidad Civil para Arquitectos? 5 consecuencias directas

Fraude tecnológico

Esta cobertura reembolsa las pérdidas financieras directas por uso fraudulento de su identidad electrónica, por robo electrónico de fondos o por modificación de precios online.

Suplantación de identidad

Una cobertura opcional que puedes contratar muy útil y que te protege en los casos en los que seas engañado por un tercero a través de correo electrónico, SMS o voz, con la intención de robar o modificar información valiosa que le permita ejecutar fraudes.

Beneficios adicionales del Ciberseguro para Arquitectos

Además de las coberturas básicas, este seguro ciber ofrece beneficios adicionales que refuerzan la seguridad de los arquitectos en el ámbito digital:

  • Asesoramiento preventivo
  • Capacitación en Ciberseguridad
  • Soporte legal y técnico

En definitiva, el Ciberseguro para Arquitectos es esencial para que estos profesionales protejan su trabajo, mantengan la confianza de los clientes y se aseguren la continuidad de su actividad en todo momento.

En Aon somos expertos en Ciberseguros para Arquitectos, si quieres más información sobre esta póliza o quieres pedir presupuesto sin compromiso no dudes en dejarnos tus datos, estaremos encantados de atenderte.

¿Es posible contratar un Seguro para Arquitectos sin declarar las obras?

¿Es posible contratar un Seguro para Arquitectos sin declarar las obras?

Los arquitectos desarrollan una actividad profesional que entraña ciertos riesgos puesto que pueden ser responsables por los daños que se ocasionen en las obras que proyectan o dirigen. Por ello, es imprescindible que contraten un seguro de responsabilidad civil que les cubra frente a las posibles reclamaciones de terceros. En este artículo te damos respuesta a una pregunta frecuente sobre si puedes contratar un seguro para arquitectos sin declarar las obras.

¿Qué implica declarar las obras en el seguro de arquitectos?

Contratar un seguro de responsabilidad civil para arquitectos no es siempre sencillo. Algunas aseguradoras requieren que se comuniquen todas las obras que se realizan y, en función del valor de estas, establecen el precio del seguro. Esto supone una carga administrativa para los arquitectos, que tienen que informar de cada obra y abonar una prima variable en el seguro.

¿Qué información debe declarar el arquitecto sobre las obras?

Declarar las obras implica que el arquitecto tiene que facilitar a la aseguradora los datos de cada obra que realiza, como el tipo de obra, la ubicación, el valor, la duración, el promotor, el constructor, etc. Además, tiene que pagar una prima adicional por cada obra, que se calcula según el riesgo que supone la misma.

¿Se puede contratar un seguro para arquitectos sin declarar las obras?

Existen otras alternativas en el sector asegurador que permiten contratar un seguro de responsabilidad civil para arquitectos sin necesidad de declarar obra a obra.

Esta opción no exige que se notifique cada obra que se realiza, sino que se fundamenta en el volumen de facturación anual del arquitecto o del despacho.

Es importante saber que estas pólizas se regularizan por facturación al final de cada año, lo que permite ajustar el precio del seguro a la realidad de la actividad del arquitecto.

Este tipo de seguro abarca todas las actividades propias de la profesión de arquitecto, como por ejemplo el diseño, la dirección, la coordinación, la gestión o la redacción de informes. También abarca la participación en uniones temporales de empresas, los daños a expedientes, la propiedad intelectual, la infidelidad de empleados o las sanciones administrativas por incumplimiento de la ley de protección de datos.

El seguro sin declarar obras para arquitectos ofrece cobertura para todas las obras en las que intervenga el arquitecto, sin importar su valor. Además, incluye una retroactividad ilimitada, por lo que cubre las reclamaciones que se puedan presentar por obras realizadas antes de la contratación del seguro, siempre que no se conocieran previamente.

Te puede interesar nuestro artículo sobre “preguntas frecuentes del Seguro de Responsabilidad Civil”.

¿Qué ventajas tiene contratar un seguro sin declarar las obras?

Contratar un seguro de responsabilidad civil para arquitectos sin declarar obras tiene varias ventajas, entre las que nosotros queremos destacar las siguientes:

Simplicidad

Se evita el papeleo y el pago de primas variables. El arquitecto solo tiene que pagar una cuota anual fija, que se adapta a su facturación y a sus necesidades de cobertura, y que se regulariza al final de cada año.

Regularización anual

Estas pólizas para arquitectos sin declarar obras se regularizan por facturación al final de cada año, lo que permite ajustar el precio del seguro a la realidad de la actividad profesional.

En definitiva, es muy recomendable que los arquitectos cuenten con un seguro de responsabilidad civil que les proteja frente a las posibles reclamaciones que puedan surgir por su actividad profesional. Una opción es contratar un seguro de responsabilidad civil para arquitectos sin declarar las obras, que ofrece una serie de ventajas como el ahorro de tiempo y la tranquilidad y seguridad que aporta.

Si quieres contratar un seguro de responsabilidad civil para arquitectos no dudes en contactar con Aon. Contamos con una amplia experiencia en este sector, siendo especialistas en seguros para arquitectos y empresas de arquitectura.

Las 10 preguntas más frecuentes sobre el Seguro de Responsabilidad Civil de Arquitectos

Las 10 preguntas más frecuentes sobre el Seguro de Responsabilidad Civil de Arquitectos

El Seguro de Responsabilidad Civil de Arquitectos es una póliza que cubre los posibles daños que puedan causar los profesionales de la arquitectura en el ejercicio de su actividad. Se trata de un seguro que puede resultar imprescindible para proteger el patrimonio y la reputación de los arquitectos frente a las reclamaciones de terceros. Te traemos las 10 preguntas más frecuentes que suelen hacerse los arquitectos sobre el Seguro de Responsabilidad Civil.

1. ¿Es obligatorio contratar un Seguro de Responsabilidad Civil de Arquitectos?

No existe una norma legal que obligue a los arquitectos a contratar un Seguro de Responsabilidad Civil, salvo que lo exija el colegio profesional al que pertenezcan o el cliente con el que trabajen.

Sin embargo, es muy recomendable contar con este seguro, ya que los arquitectos pueden enfrentarse a reclamaciones por daños materiales, personales o económicos derivados de su trabajo, que pueden suponer un grave perjuicio para su economía y su prestigio.

Además, la Ley de Ordenación de la Edificación establece un régimen de responsabilidad solidaria entre los agentes intervinientes en el proceso constructivo, lo que implica que los arquitectos pueden responder por los daños causados por otros profesionales o empresas.

2. ¿Qué cubre el Seguro de Responsabilidad Civil de Arquitectos?

El Seguro de Responsabilidad Civil de Arquitectos cubre la indemnización que tenga que pagar el arquitecto a un tercero por los daños que le haya causado en el ejercicio de su profesión, así como los gastos de defensa jurídica y las fianzas judiciales que se le exijan. El alcance de la cobertura dependerá de las condiciones de la póliza y de las garantías que se contraten.

3. ¿Qué no cubre el Seguro de Responsabilidad Civil de Arquitectos?

El Seguro de Responsabilidad Civil de Arquitectos no cubre los daños que el arquitecto se cause a sí mismo o a sus bienes, ni los que cause a sus empleados, colaboradores o familiares. Tampoco cubre los daños que se produzcan por dolo, mala fe, negligencia grave o incumplimiento de la normativa vigente. Asimismo, el seguro no cubre los daños que se deriven de actividades que no sean propias de la arquitectura, como por ejemplo la construcción, la promoción, la intermediación, etc.

4. ¿Cómo se calcula el precio del Seguro de Responsabilidad Civil de Arquitectos?

El precio del Seguro de Responsabilidad Civil de Arquitectos depende de varios factores, como el volumen de facturación, el tipo y la complejidad de los proyectos que realiza, el capital asegurado, la franquicia, las coberturas y las garantías que se contraten, etc.

Cada compañía aseguradora tiene sus propios criterios y tarifas para calcular el precio del seguro, por lo que es conveniente comparar varias ofertas antes de contratar la póliza. También es importante revisar periódicamente el seguro y adaptarlo a las necesidades y a la evolución de la actividad profesional del arquitecto.

Te puede resultar interesante este vídeo sobre la prima del seguro de arquitectos de Adrián Martínez, especialista de Aon en seguros para profesionales.

5. ¿Qué es la retroactividad ilimitada y por qué es importante?

La retroactividad ilimitada es una cobertura que se incluye en el Seguro de Responsabilidad Civil de Arquitectos para dar cobertura a los daños que se reclamen al arquitecto por trabajos realizados con anterioridad a la contratación del seguro, siempre que no se hayan manifestado ni se hayan conocido antes de la fecha de efecto de la póliza.

Esta cobertura es muy importante, ya que los daños que pueden causar los arquitectos pueden tardar en aparecer o en reclamarse hasta 10 años después de la finalización de la obra, según la Ley de Ordenación de la Edificación. Por eso, es imprescindible que el arquitecto contrate un seguro que tenga retroactividad ilimitada, para que no quede desprotegido ante posibles reclamaciones por trabajos anteriores.

6. ¿Qué es el “claims made” y cómo afecta al Seguro de Responsabilidad Civil de Arquitectos?

El “claims made” es un sistema que se utiliza en el Seguro de Responsabilidad Civil de Arquitectos para determinar el momento en el que se produce el siniestro o la reclamación. Según este sistema, el siniestro se considera producido en el momento en el que se formula la reclamación al arquitecto, siempre que no se conocieran los hechos que originan la reclamación, antes de la entrada en vigor de la póliza.

Esto significa que el seguro cubre las reclamaciones que se presenten mientras el arquitecto tenga contratada la póliza, independientemente de cuándo se hayan realizado los trabajos que las motivan, siempre que se cumpla la condición de la retroactividad ilimitada. El “claims made” implica que el arquitecto debe mantener el seguro en vigor mientras ejerza su profesión y hasta 10 años después de cesar en su actividad, para no perder la cobertura de las reclamaciones que puedan surgir en ese periodo.

Te puede interesar nuestro artículo sobre: “¿No tienes Seguro de Responsabilidad Civil para Arquitectos? 5 consecuencias directas”.

7. ¿Qué es la franquicia? ¿Se puede aplicar en el Seguro de Responsabilidad Civil de Arquitectos?

La franquicia es la cantidad que el arquitecto debe asumir por su cuenta en cada siniestro o reclamación, y que se deduce de la indemnización que le corresponde por el seguro. La franquicia se establece en el contrato de la póliza y puede ser fija o variable, según el tipo de daño o de garantía. Debes saber que para la cobertura de R.C. Profesional no tiene franquicia, pero se puede contratar una franquicia, lo que ajustaría la prima anual.

8. ¿Qué es la subrogación y cómo afecta al Seguro de Responsabilidad Civil de Arquitectos?

La subrogación es el derecho que tiene la aseguradora de reclamar al responsable de los daños que ha indemnizado al arquitecto, para recuperar la cantidad que ha pagado. La subrogación se produce cuando el arquitecto no es el único culpable de los daños, sino que hay otros profesionales o empresas que también han intervenido en el proceso constructivo y que han contribuido a causarlos.

En ese caso, la aseguradora puede exigir a esos terceros responsables el pago de la parte proporcional que les corresponda, según el grado de culpa que hayan tenido. La subrogación afecta al Seguro de Responsabilidad Civil de Arquitectos porque puede suponer una reducción de la prima que paga el arquitecto, al disminuir el coste de los siniestros para la aseguradora.

9. ¿Qué ventajas tiene contratar el Seguro de Responsabilidad Civil de Arquitectos con una correduría de seguros?

Contratar el Seguro de Responsabilidad Civil de Arquitectos con una correduría de seguros tiene varias ventajas, como las siguientes:

  • La correduría de seguros es un intermediario independiente que trabaja con varias compañías aseguradoras, por lo que puede ofrecer al arquitecto el seguro que mejor se adapte a sus necesidades y a su presupuesto, sin estar vinculado a una sola entidad.
  • La correduría de seguros cuenta con un equipo de profesionales especializados en el sector de la arquitectura, que conocen bien los riesgos y las coberturas que necesita el arquitecto, y que pueden asesorarle y resolver sus dudas de forma personalizada.
  • La correduría de seguros se encarga de gestionar todo el proceso de contratación, renovación, modificación y cancelación del seguro, así como de tramitar los siniestros y las reclamaciones que pueda tener el arquitecto, defendiendo sus intereses frente a la aseguradora.

10. ¿Qué recomendaciones se pueden dar a los arquitectos para contratar el Seguro de Responsabilidad Civil de Arquitectos?

Algunas recomendaciones que se pueden dar a los arquitectos para contratar el Seguro de Responsabilidad Civil de Arquitectos son los siguientes:

  • Comparar varias ofertas de diferentes compañías aseguradoras, teniendo en cuenta no solo el precio, sino también las coberturas, las garantías, las franquicias, las exclusiones, etc.
  • Elegir un capital asegurado suficiente para cubrir las posibles indemnizaciones que se puedan reclamar al arquitecto, teniendo en cuenta el tipo y el tamaño de los proyectos que realiza, así como el valor de los bienes afectados.
  • Contratar un seguro que tenga retroactividad ilimitada, para cubrir los trabajos realizados antes de la contratación del seguro, y mantener el seguro en vigor hasta 10 años después de cesar en la actividad profesional, para cubrir las reclamaciones que puedan surgir en ese periodo.
  • Revisar periódicamente el seguro y actualizarlo según la evolución de la actividad profesional del arquitecto, comunicando a la aseguradora o a la correduría de seguros cualquier cambio que pueda afectar al riesgo o a la cobertura.
  • Conservar toda la documentación relacionada con los proyectos que realiza el arquitecto, como los contratos, los proyectos, los informes, las certificaciones, las facturas, etc., para poder acreditar su trabajo y su responsabilidad en caso de reclamación.

Y si necesitas un seguro de responsabilidad civil para arquitectos, o quieres más información sobre éste, no dudes en contactar con nosotros, en Aon somos especialistas en seguros para arquitectos, contando con una amplia experiencia en este sector.

Video sobre la prima del seguro de arquitectos

Video sobre la prima del seguro de arquitectos

Adrián Martínez, especialista de Aon en seguros para profesionales, nos habla en este video sobre los factores que influyen en la prima de un seguro de responsabilidad civil para arquitectos.

Martínez explica que en la actualidad “hay muchas opciones en el mercado para asegurar la responsabilidad civil del arquitecto, desde pólizas por obra para proyectos específicos, hasta pólizas anuales que tienen en cuenta diferentes factores”.

Además, añade, en los seguros anuales la prima depende de cinco factores principales: la actividad, la facturación, el límite de indemnización, el ámbito geográfico de actuación y la siniestralidad histórica.

De estos, la actividad es uno de los factores que más se tiene en cuenta en el cálculo de la prima.  Así, el objetivo que se busca siempre es que el seguro esté correctamente adecuado al riesgo de cada arquitecto.

Martínez aclara que “las compañías aseguradoras no solo tienen en cuenta la modalidad, sino también la tipología, la composición y el peso de la actividad. Y es que, la modalidad de ejercicio de la profesión y el tipo de actividad que se desarrolla implican niveles de riesgo diferentes

¿Cómo influye la facturación en el cálculo de la prima del seguro de responsabilidad civil?

La facturación “es uno de los parámetros más importantes en el cálculo de la prima para las compañías aseguradoras”. Éstas siempre nos van a solicitar la facturación del último ejercicio cerrado, así como la facturación en curso y la estimación de cierre del año actual. Esto lo hacen, apunta Martínez, “para observar diferencias o cambios significativos entre años”.

Sobre el límite de indemnización, cuanto mayor sea el límite, mayor será la prima. Por ello, destaca que “duplicar o triplicar ese límite no implica que la prima sea dos o tres veces superior”. Hay que tener en cuenta que los siniestros de responsabilidad civil profesional suelen ser muy costosos, incluso aunque al final no exista una culpabilidad.

El ámbito geográfico y la baja siniestralidad en los seguros de responsabilidad civil

Sobre el ámbito geográfico del seguro, nuestro especialista nos aclara que “existe la posibilidad de limitar la actividad al territorio nacional, ampliarlo a la Unión Europea o extenderlo al ámbito mundial, todo dependiendo de la exposición del riesgo y de donde se ejecuten los proyectos.

| Adrián Martínez: “No tener reclamaciones previas va a influir de forma muy positiva en el cálculo de la prima del seguro”.

Todo ello teniendo siempre en cuenta que una siniestralidad baja siempre supondrá un beneficio durante la contratación del Seguro de responsabilidad civil para arquitectos.


¿Es obligatorio el seguro de responsabilidad civil en obras de rehabilitación?

¿Es obligatorio el seguro de responsabilidad civil en obras de rehabilitación?

La rehabilitación de edificios es una actividad que implica una serie de riesgos tanto para el arquitecto que la proyecta y dirige como para los propietarios, usuarios y terceros que puedan verse afectados por la obra. Por ello, es importante que el arquitecto cuente con un seguro de responsabilidad civil. Esta póliza le proteja ante posibles reclamaciones por daños materiales o personales derivados de su actuación profesional. En este artículo te contamos si es obligatorio el seguro de responsabilidad civil en obras de rehabilitación.

Y es que el seguro de responsabilidad civil no solo cubre los daños que el arquitecto pueda causar directamente, sino también los que pueda causar indirectamente a través de sus empleados, colaboradores o subcontratistas. Además, esta póliza también cubre los gastos de defensa jurídica del arquitecto, tanto en vía judicial como extrajudicial, así como las fianzas que se le puedan exigir.

¿Es obligatorio el seguro para el arquitecto en rehabilitación?

La obligatoriedad de contratar un seguro de responsabilidad civil para el arquitecto en rehabilitación depende de varios factores como el tipo de intervención, el ámbito geográfico y el contrato firmado con el cliente.

Primero, hay que considerar el tipo de intervención que se realiza en la rehabilitación. No es lo mismo una obra menor que una obra mayor, ni una reforma parcial que una reforma integral. Recordemos que las obras de rehabilitación que supongan intervenciones sobre elementos estructurales de una edificación se consideran siempre como obras mayores.

Según el grado de complejidad y de afectación a la estructura, se pueden exigir diferentes requisitos y garantías al arquitecto, como el visado colegial, el proyecto técnico, la dirección de obra, la coordinación de seguridad y salud, etc. Cada uno de estos servicios puede implicar una responsabilidad civil distinta y, por tanto, una cobertura específica del seguro.

En segundo lugar, hay que tener en cuenta el ámbito geográfico y lo que determine el Colegio Profesional de Arquitectos en el que se desarrolla la rehabilitación. Algunas comunidades autónomas, como por ejemplo Cataluña o Andalucía, han regulado la obligatoriedad de contratar un seguro de responsabilidad civil para los arquitectos que ejercen su actividad en su territorio, independientemente de la naturaleza de la obra.

Por último, hay que revisar el contrato que se firma con el cliente, ya que puede contener cláusulas que obliguen al arquitecto a contratar un seguro de responsabilidad civil específico para la rehabilitación, con unas condiciones y unos límites determinados. En este caso, el arquitecto debe cumplir con lo pactado y asegurarse de que el seguro contratado se adapta a las necesidades del encargo.

Más allá de la obligatoriedad, debemos tener en cuenta que la práctica real generalizada es que la mayoría de los arquitectos por cuenta propia cuenta con un seguro de responsabilidad civil para protegerse frente a posibles reclamaciones. En el caso de los proyectos realizados por sociedades profesionales la contratación del seguro resulta obligatoria.

¿Qué ventajas tiene el seguro de responsabilidad civil para el arquitecto en rehabilitación?

Aunque el seguro de responsabilidad civil no sea obligatorio para el arquitecto en todos los casos de obras de rehabilitación, sea una obra mayor o menor, sí que es muy recomendable que lo tenga contratado, ya que le ofrece una serie de ventajas, como:

  • Tranquilidad: el arquitecto puede desarrollar su actividad profesional con la seguridad de que está protegido ante posibles reclamaciones por daños a terceros, sin tener que asumir el coste de las indemnizaciones o los gastos de defensa jurídica.
  • Confianza: el arquitecto puede transmitir una imagen de profesionalidad y seriedad a sus clientes demostrando que cumple con sus obligaciones legales y que se preocupa por la calidad de su trabajo y la satisfacción de sus clientes.
  • Competitividad: el arquitecto puede acceder a más oportunidades de negocio ya que el seguro de responsabilidad civil es un requisito que se suele exigir en los procesos de licitación de obras públicas y también se suele valorar en los contratos de obra entre empresas y particulares.

¿Cómo contratar el seguro de responsabilidad civil para el arquitecto en rehabilitación?

Para contratar el seguro de responsabilidad civil para obras de rehabilitación es importante que el arquitecto se asesore con un profesional especializado en este tipo de seguros, que le pueda ofrecer un producto adaptado a sus necesidades y a las características de su actividad.

El arquitecto debe tener en cuenta varios aspectos a la hora de contratar el seguro de responsabilidad civil como son el capital asegurado, que debe ser suficiente para cubrir las posibles indemnizaciones que el arquitecto pueda tener que pagar, o el ámbito de cobertura, que debe ser lo más amplio posible.

Además, el arquitecto también tiene que valorar la duración de la póliza, para que sea acorde con la duración de la obra y con el plazo de prescripción de las posibles reclamaciones. Otro aspecto importante son las exclusiones.  El arquitecto debe leer detenidamente las condiciones generales y particulares del seguro y comprobar que no hay ninguna exclusión que le pueda afectar. Algunas exclusiones habituales son los daños causados por dolo, culpa grave o mala fe del arquitecto, los daños causados por incumplimiento de normas legales o técnicas, etc.

En definitiva, el seguro de responsabilidad civil en rehabilitación es un seguro que protege al arquitecto ante posibles reclamaciones por daños a terceros derivados de su actividad profesional. Esta póliza puede ser obligatoria para el arquitecto en algunos casos, según el ámbito territorial, el contrato con el cliente o la normativa aplicable. Los arquitectos deben tener en cuenta que, aunque no sea obligatorio, el seguro de responsabilidad civil es muy recomendable para el arquitecto, ya que le ofrece tranquilidad, confianza y competitividad, evitándote algunos consecuencias que puede tener no contratar esta póliza.

Para contratar el seguro de responsabilidad civil, el arquitecto debe asesorarse con un profesional especializado y tener en cuenta el capital asegurado, el ámbito de cobertura, la duración, la franquicia y las exclusiones. Si quieres saber más sobre el seguro de responsabilidad civil para arquitectos en obras de rehabilitación, no dudes en contactar con nosotros, en Aon somos especialistas en seguros para arquitectos, contando con una amplia experiencia en este sector.

¿No tienes Seguro de Responsabilidad Civil para Arquitectos? 5 consecuencias directas

¿No tienes Seguro de Responsabilidad Civil para Arquitectos? 5 consecuencias directas

No se trata de ser agorero visualizando un futuro negativo con juicios y demandas sino de proteger tu estabilidad económica y profesional. Imagina el escenario en el que un cliente insatisfecho decide demandarte por un proyecto que salió mal, y de repente te encuentras inundado de gastos legales y posibles indemnizaciones. En este artículo te contamos 5 consecuencias directas que puede suponer no tener un seguro de responsabilidad civil para arquitectos.

Lo sé, es tu peor pesadilla. No quieres ni pensarlo. Sin embargo, cerrar los ojos y esperar que todo salga bien no es la mejor opción. Estar informado y prever posibles problemas es clave para asegurarte de estar protegido y cubierto.

A continuación, te explico cuáles son las consecuencias directas de no tener un seguro de responsabilidad civil para arquitectos:

Riesgo económico por demandas por errores de diseño

Si se detecta algún error en tus diseños, problemas estructurales en un proyecto o fallos en la funcionalidad del edificio, podrías enfrentarte a demandas que representen un riesgo económico significativo.

Riesgo económico por responsabilidad por lesiones o daños a terceros

Si alguien resulta herido o sufre daños en un edificio debido a un accidente relacionado con el diseño o la construcción de un proyecto arquitectónico, podrías ser considerado responsable y enfrentar costosas indemnizaciones.

Riesgo económico por violaciones de códigos y regulaciones

El incumplimiento de los códigos y regulaciones de construcción puede generar demandas tanto por parte de las autoridades competentes como de los propietarios o usuarios finales del proyecto.

Riesgo económico por responsabilidad por subcontratistas

Si un subcontratista comete errores o negligencias en la ejecución de un proyecto arquitectónico, podrías ser considerado responsable de las consecuencias de dichos errores.

Te puede interesar el artículo: ¿Se puede desgravar el seguro responsabilidad civil para arquitectos?

Riesgo económico ante demandas por el uso no autorizado de propiedad intelectual

Si utilizas diseños, planos u otros elementos protegidos por derechos de autor sin obtener la autorización adecuada, puedes enfrentarte a reclamaciones por infracción de propiedad intelectual.

Aunque según la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE) no es obligatorio contar con un seguro para arquitectos, algunas comunidades autónomas como Andalucía, País Vasco o Cataluña sí lo requieren.

Reduce tus riesgos y cubre todas las posibles incidencias de tus proyectos con un seguro de responsabilidad civil profesional.

Si eres arquitecto y necesitas una póliza de responsabilidad civil profesional, recuerda que estamos a tu disposición para ayudarte a proteger adecuadamente tu actividad y tu patrimonio. Solicita información sobre los distintos seguros de Responsabilidad Civil para arquitectos que ofrecemos en Aon.

La importancia de la deontología para el arquitecto

La importancia de la deontología para el arquitecto

La deontología es el conjunto de principios y normas éticas que regulan el ejercicio de una profesión. Su objetivo es garantizar el cumplimiento de los deberes y las responsabilidades que tiene el profesional con la sociedad, con los clientes, con los colegas y consigo mismo. En este artículo te explicamos la importancia de la deontología para el arquitecto, cuáles son sus principales aspectos y por qué son esenciales para su buen desempeño.

Y es que, la deontología para el arquitecto es especialmente importante, ya que su actividad tiene una gran repercusión social, cultural, ambiental y económica. El arquitecto no solo debe diseñar y construir edificios funcionales, estéticos y seguros, sino también respetar el entorno, el patrimonio, la legalidad y el interés público.

El código deontológico del arquitecto

El código deontológico del arquitecto recoge los principios y las normas éticas que debe seguir el arquitecto en el ejercicio de su profesión. En España el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España aprobó su código Deontológico en el año 2015 habiéndolo modificado en el 2021. Cada país o región puede tener su propio código, pero en general se basan en los siguientes valores:

La dignidad

El arquitecto debe actuar con respeto, honestidad, integridad y lealtad, tanto en su relación con los clientes como con los colegas y con la sociedad en general.

La competencia

Como profesional, el arquitecto debe mantener y actualizar sus conocimientos y habilidades técnicas, así como asumir solo aquellos encargos que pueda realizar con calidad y eficacia.

La independencia

El arquitecto debe ejercer su criterio profesional con libertad y autonomía, sin dejarse influir por intereses ajenos o contrarios a la ética.

La responsabilidad

Además, también debe asumir las consecuencias de sus actos y decisiones, así como velar por el cumplimiento de las normas legales, técnicas y contractuales que rigen su actividad.

La solidaridad

El arquitecto debe colaborar con sus colegas y con otras disciplinas afines, así como contribuir al desarrollo social, cultural y ambiental de la comunidad.

La función social del arquitecto

Por otro lado, el arquitecto tiene una función social que va más allá de satisfacer las demandas de sus clientes. Su trabajo influye en la calidad de vida, el bienestar y la identidad de las personas que habitan o visitan los espacios que crea. Por ello, el arquitecto debe tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • El respeto al medio ambiente: El arquitecto debe diseñar y construir edificios sostenibles, que minimicen el impacto ambiental, que aprovechen los recursos naturales y que favorezcan la eficiencia energética.
  • El respeto al patrimonio: El arquitecto debe conservar y restaurar el patrimonio histórico, artístico y cultural, así como integrar sus intervenciones en el contexto urbano y paisajístico.
  • El respeto a la diversidad: El arquitecto debe atender las necesidades y expectativas de los diferentes grupos sociales, culturales y generacionales, así como promover la accesibilidad, la inclusión y la participación ciudadana.
  • El respeto a la innovación: El arquitecto debe estar al día de las tendencias, las tecnologías y las soluciones creativas que puedan mejorar la calidad y la funcionalidad de sus proyectos.

Te puede interesar nuestro artículo sobre “¿Se puede desgravar el seguro responsabilidad civil para arquitectos?

La relación del arquitecto con los clientes

Además, el arquitecto tiene una relación contractual con sus clientes, que implica unos derechos y unas obligaciones mutuos. Para garantizar una relación profesional satisfactoria, el arquitecto debe tener en cuenta aspectos como el deber de informar al cliente sobre las características, los costes, los plazos y los riesgos del proyecto, así como sobre las posibles alternativas o modificaciones.

La comunicación entre el arquitecto y el cliente también es importante, debe ser fluida y transparente durante todo el proceso del proyecto. Y sin olvidar que hay que atender las consultas, sugerencias o reclamaciones que pueda hacer el cliente. También es vital la confidencialidad entre arquitecto y cliente, protegiendo los datos personales y profesionales del cliente, así como respetar su propiedad intelectual e industrial.

Concluiremos este apartado comentando la remuneración, y es que, el arquitecto debe establecer unos honorarios justos y razonables, que se ajusten a las tarifas vigentes y al alcance del encargo, así como emitir las facturas y los recibos correspondientes.

La relación del arquitecto con sus colegas de profesión

Otro aspecto importante dentro de la deontología para el arquitecto tiene que ver con la relación con sus colegas de profesión. El arquitecto tiene una relación de colegialidad con sus compañeros, que implica unos deberes de respeto, colaboración y solidaridad. Una relación profesional que hay que fomentar teniendo en cuenta:

  • La competencia: El arquitecto debe competir con sus colegas de forma leal y honesta, sin recurrir a prácticas desleales, como el intrusismo, el plagio o el dumping.
  • La cooperación: El arquitecto debe cooperar con sus colegas en los proyectos que lo requieran, así como compartir sus conocimientos y experiencias.
  • La cortesía: El arquitecto debe tratar a sus colegas con educación y deferencia, sin realizar críticas infundadas o descalificaciones personales.
  • La solidaridad: El arquitecto debe apoyar a sus colegas en las situaciones de dificultad o conflicto, así como defender sus intereses colectivos.

La deontología del arquitecto y los seguros

La importancia del código deontológico del arquitecto está estrechamente relacionada con los seguros para estos profesionales. Por un lado, la deontología para el arquitecto establece los principios y las obligaciones que deben cumplir los arquitectos para evitar o minimizar los riesgos que pueden generar sus actuaciones. Al cumplir con estas normas, los arquitectos contribuyen a mejorar la calidad y la seguridad de las obras de arquitectura, así como a generar confianza y satisfacción en sus clientes y en la sociedad.

Por otro lado, el código deontológico también establece las consecuencias y las sanciones que pueden derivarse del incumplimiento de dichas normas. Estas consecuencias y sanciones pueden ser de carácter ético, disciplinario, civil o penal, dependiendo de la gravedad y el alcance de la infracción cometida. Al asumir estas responsabilidades, los arquitectos se comprometen a responder por los daños que puedan causar con sus actuaciones, tanto a sus clientes como a terceros afectados.

En ambos casos, los seguros para los arquitectos son un complemento necesario para garantizar la seguridad jurídica y económica de los arquitectos y de sus clientes. Los seguros cubren las posibles reclamaciones por daños materiales o personales causados por errores, omisiones o negligencias en el diseño, la dirección o la ejecución de las obras. Estos daños pueden afectar tanto a la propia obra como a las personas o bienes colindantes. Y es que, la declaración del riesgo es muy importante en el seguro de responsabilidad civil para arquitectos.

Los seguros también pueden cubrir los gastos de defensa jurídica, las sanciones administrativas o las pérdidas económicas derivadas de la paralización o el retraso de las obras. Estos gastos pueden suponer una carga financiera muy elevada para los arquitectos y sus clientes, que puede poner en peligro su viabilidad económica. Los seguros para los arquitectos les permiten afrontar estas situaciones con mayor tranquilidad y solvencia.

En el Código Deontológico de los arquitectos españoles se establece expresamente el deber de informar sobre el nivel de cobertura de la responsabilidad civil durante la prestación del servicio (Título II, capítulo 3.1).

En conclusión, el código deontológico es muy importante para el arquitecto y, además, está muy relacionado con los seguros para estos profesionales. Estos dos elementos fundamentales para el desarrollo ético y profesional de la arquitectura. El código deontológico orienta y regula la conducta de los arquitectos, mientras que los seguros les protegen y les respaldan ante las posibles contingencias que puedan surgir en el ejercicio de su actividad.

En Aon somos expertos es seguros de responsabilidad Civil para arquitectos. Si tienes alguna pregunta, quieres más información o quieres solicitar presupuesto, no dudes en contactar con nosotros.

La responsabilidad del arquitecto ante daños por asientos de cimentación

La responsabilidad del arquitecto ante daños por asientos de cimentación

La cimentación es una de las partes más importantes de una edificación, ya que se encarga de transmitir las cargas de la estructura al terreno. Sin embargo, en ocasiones puede producirse un fenómeno conocido como asiento de cimentación. En este artículo vamos a hablarte de los asientos de cimentación y la responsabilidad que tiene el arquitecto.

¿Qué es un asiento de cimentación?

Un asiento de cimentación consiste en el descenso o deformación del terreno debido a su compresibilidad o a cambios en su humedad. Los asientos de cimentación pueden provocar daños graves en la edificación, como grietas, fisuras, desplomes o desalineaciones, que afectan a su resistencia mecánica y estabilidad, así como a su habitabilidad y funcionalidad.

Estos daños pueden suponer un riesgo para la seguridad de las personas y los bienes, llegando a generar reclamaciones por responsabilidad civil. Pero… ¿Quién responde por estos daños? ¿Qué plazo y garantía existe para reclamar? ¿Qué cobertura ofrece el seguro de arquitectos?

¿Cuál es la responsabilidad del arquitecto por asientos de cimentación?

Los arquitectos pueden intervenir en una obra asumiendo alguna de las figuras propias que la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación (LOE) establece para ellos. Unas funciones que implican una serie de obligaciones y responsabilidades para el arquitecto, y que pueden derivar en reclamaciones por parte del promotor, los propietarios o los usuarios de la edificación en caso de defectos o vicios constructivos.

Responsabilidad Civil decenal y trienal

La LOE establece un régimen de responsabilidad civil decenal para los daños materiales causados en el edificio por vicios o defectos que afecten a la cimentación, los soportes, las vigas, los forjados, los muros de carga u otros elementos estructurales. Estos daños comprometen directamente la resistencia mecánica y estabilidad del edificio.

En este caso, el arquitecto puede responder solidariamente con el resto de los agentes intervinientes frente al promotor y los terceros adquirentes de la edificación. El plazo para reclamar es de diez años desde la fecha de recepción de la obra.

La LOE también establece un régimen de responsabilidad civil trienal para los daños materiales causados en el edificio por vicios o defectos que afecten a la habitabilidad o funcionalidad de este. Estos daños se refieren a los elementos constructivos o instalaciones que ocasionen el incumplimiento de los requisitos básicos de higiene, salud y protección del medio ambiente, seguridad contra incendios, protección contra el ruido, ahorro energético, accesibilidad y utilización.

En este caso, el arquitecto también puede responder solidariamente con el resto de los agentes intervinientes frente al promotor y los terceros adquirentes de la edificación. El plazo para reclamar es de tres años desde la fecha de recepción de la obra.

Por otro lado, el arquitecto también puede incurrir en responsabilidad civil contractual o extracontractual según lo establecido en el Código Civil. La responsabilidad contractual se basa en el incumplimiento o cumplimiento defectuoso del contrato suscrito entre el arquitecto y el promotor. La responsabilidad extracontractual se basa en la culpa o negligencia del arquitecto que cause un daño a un tercero sin relación contractual previa.

En ambos casos, el plazo para reclamar es de cinco años desde que se produjo el daño o desde que se pudo conocer su existencia.

La cobertura del seguro de Responsabilidad Civil del arquitecto

Como explicamos en un post anterior sobre Los seguros para los agentes de la edificación según la LOE, el arquitecto debe contar con un seguro profesional que cubra su responsabilidad civil frente a posibles reclamaciones por daños causados en la edificación.

En función de su papel como agente de la edificación, será necesario contar con un seguro con unas determinadas características. Si su papel es promotor, tendrá que contar con un seguro decenal. Si participa como proyectista o director de obra, resultará imprescindible un seguro de responsabilidad civil profesional que cubra los riesgos del arquitecto para estas funciones.

El seguro decenal es obligatorio para el promotor, mientras que el seguro de Responsabilidad Civil Profesional es sin duda necesario y recomendable, aunque no es obligatorio para el arquitecto por ley en casi toda España.

El seguro de Responsabilidad Civil del arquitecto debe incluir también otras garantías como:

  • La defensa jurídica del arquitecto frente a las reclamaciones.
  • Los gastos periciales necesarios para determinar las causas y alcance de los daños.
  • Los gastos derivados del realojamiento y depósito del mobiliario durante las obras de reparación.
  • Las costas judiciales.

Además, el seguro debe tener una duración acorde con los plazos legales para reclamar. En el caso de un seguro anual es recomendable que como arquitecto se disponga siempre de un seguro de responsabilidad civil durante toda su vida laboral, contemplando una cobertura suficiente hasta el fin de la responsabilidad decenal. Asimismo, debe contar con unos límites indemnizatorios suficientes para cubrir las posibles contingencias.

Por otro lado, en el caso de que se asegure el proyecto con una póliza por obra específica, debes tener en cuenta que es recomendable que este seguro se contrate antes del inicio de la obra con una duración igual a todo el periodo de garantía legal. En caso contrario, el arquitecto puede quedar desprotegido frente a las reclamaciones.

En resumen, los asientos de cimentación son un problema grave que puede afectar a la seguridad y habitabilidad de una edificación. El arquitecto tiene una responsabilidad civil frente a estos daños, que puede ser reclamada por el promotor o los propietarios durante varios años. Para evitar o minimizar estas reclamaciones, es importante que el arquitecto realice un buen proyecto técnico y que cuente con un seguro profesional que le ofrezca una cobertura amplia y suficiente.

En Aon somos especialistas en seguros de Responsabilidad Civil para arquitectos, contando con una gran experiencia en este sector. Si quieres más información sobre el seguro de arquitecto o quieres solicitar presupuesto no dudes en contactar con nosotros. A través de Aon puedes contratar tu seguro para arquitectos con las mejores condiciones.

El arquitecto como perito-tasador

El arquitecto como perito-tasador

Los arquitectos desarrollan distintas actividades para las que su profesión les habilita (directores de proyecto, jefes de obra, proyectistas, etc.) Algunos profesionales dedican su ejercicio a la realización de tasaciones y peritaciones relacionados con el mercado inmobiliario. Su titulación les habilita expresamente para estas tareas de valoración de activos. En este post tratamos brevemente sobre esta salida profesional para el arquitecto como perito-tasador.

¿Qué funciones realiza un arquitecto como perito-tasador?

Los arquitectos que ejercen como peritos tasadores realizan valoraciones de bienes inmuebles como naves, locales, pisos, etc. para determinar su valor. La tasación es un requisito normal a la hora de solicitar la concesión de un crédito hipotecario o en operaciones de compraventa de propiedades.

También puede ser necesaria una valoración para empresas que tengan activos inmobiliarios que requieran refinanciar su deuda o realizar un arrendamiento como un leasing inmobiliario.

Otras intervenciones habituales de los peritos tasadores inmobiliarios son:

  • Tasaciones de los bienes inmuebles en que se materialice la inversión de los fondos de pensiones.
  • Valoraciones del derecho de propiedad para proyectos de compensación y reparcelación.
  • Tasaciones para valorar el aprovechamiento urbanístico de terrenos con el finde realizar transferencias, cesiones, etc.

Los tasadores que valoran inmuebles, solares y otras edificaciones vinculadas a operaciones hipotecarias son arquitectos, arquitectos técnicos o aparejadores inscritos en Sociedades de Tasación. Existe la posibilidad de que, dependiendo del objeto de valoración, los ingenieros pueden realizar algunas de estas funciones.

En este ámbito de actividad, debemos distinguir entre valoraciones inmobiliarias y tasaciones inmobiliarias oficiales:

  • Una valoración inmobiliaria es una tasación no homologada en la que se realiza una estimación del valor de un bien inmueble en el mercado a partir de una serie de características de la propiedad. Son tasaciones con finalidad no normativa.
  • Una tasación inmobiliaria oficial es un documento legal realizado por un organismo homologado y aprobado por el Banco de España que determina el precio real de un inmueble para una finalidad descrita. Estas tasaciones deben cumplir lo establecido por la Orden Ministerial ECO 805/2003 sobre normas de valoración de bienes inmuebles y de determinados derechos para ciertas finalidades financieras. En esta norma se determina la metodología, indicaciones y comprobaciones a seguir en las diferentes tasaciones. Este es el ámbito habitual de las Sociedades de Tasación que deben estar inscritas en el Registro de Entidades Especializadas en Tasaciones del Banco de España.

En definitiva, de forma resumida, es importante resaltar que la legislación española exige que las valoraciones cuya finalidad sea determinar el valor de una garantía hipotecaria sea revisada por una Sociedad de Tasación homologada. Lo mismo sucede en el caso de valoraciones relacionadas con activos de fondos de pensiones, compañías aseguradoras e Instituciones de Inversión Colectiva Inmobiliaria. Las tasaciones inmobiliarias con finalidades no normativas pueden ser realizadas por técnicos superiores cualificados como los arquitectos, los arquitectos técnicos o los ingenieros.

Seguro arquitecto perito-tasador

Este tipo de actividades de peritación también puede suponer que se originen reclamaciones contra el arquitecto derivadas de errores u omisiones durante su ejecución.

Entre las reclamaciones más habituales relacionadas con la actividad de peritación o tasación destacan:

  • Problemas con valoraciones incorrectas de las superficies de naves, pisos u otras propiedades que pueden impactar en la concesión de hipotecas si se ha producido una sobrevaloración.
  • Problemas con tasaciones erróneas que afectan a la fijación del precio de compra o venta de una propiedad inmobiliaria.
  • Daños a materiales a documentos y expedientes que el cliente ha facilitado para realizar la tasación. En otro post de nuestra web hablamos sobre la pérdida de documentos en los seguros para arquitectos – Aon

Debes saber que existen distintas opciones dentro de los seguros de arquitectos para cubrir el riesgo del arquitecto que ejerce como perito-tasador.

Entre las exclusiones habituales que se aplican al seguro del arquitecto como perito-tasador son las reclamaciones derivadas por pérdida de valor de los bienes tasados como consecuencia de circunstancias ajenas a la propia actividad de tasación, como las alteraciones de planes y normas urbanísticas o los cambios estructurales del mercado. En estos casos la responsabilidad en el cambio de las valoraciones no es imputable al arquitecto perito-tasador, sino que son circunstancias ajenas a su desempeño o pericia profesional.

También es importante distinguir si las tasaciones se realizan dentro del marco de una Sociedad de Tasación o son trabajos realizados de forma independiente por ser una actividad diferente. El seguro de responsabilidad civil es obligatorio para las Sociedades de Tasación.

En Aon somos especialistas en seguros para arquitectos, contando con una gran experiencia en este sector. Si quieres más información sobre el seguro de arquitecto perito-tasador o quieres solicitar presupuesto no dudes en contactar con nosotros. A través de Aon puedes contratar tu seguro para arquitectos con las condiciones más adecuadas.